Mesa para uno
por Hugo Muralles

 

[…] lo primero, es que tengan una gran capacidad de amar

— Efraín Recinos a la juventud