I

Yo, que he visto las tinieblas y con auténtico temor de perderme en ellas, recopilo pequeñas perlas que voy metabolizando y compartiendo a continuación.  Antes una breve introducción al tema:  En Guatemala, solo he leído a un hombre declarararse, en múltiples oportunidades, feminista -deben de haber más, verdad muchá- y es Don Martín Rodríguez, de Nómada.  Y eso, en el fondo de los fondos, me da mucha envidia, me da mucha curiosidad.  Tengo muchas preguntas.

II

Cuál es el camino, oh Señor…

III

Tienen la palabra Malena Pichot y Holly Wood:

Todos somos machistas, es muy difícil.  Yo me depilo, ya está.  Estoy adentro del sistema.  ¿Por qué? Porque hay un discurso que dice que los pelos tuyos en las bolas están bien pero los pelos míos en la concha están mal.  – Malena Pichot @El Visionario

 

Screen Shot 2015-11-07 at 9.12.41 AM
IV

Lena Dunham, que tanta felicidad y carcajadas hasta las lágrimas me ha dado, con su cine independiente, con su serie en HBO, con su libro.  Ahora tiene un newsletter que nos envía cada tanto para espabilarnos un poco; espabílese.

V

Ahora que lo pienso y a pesar -y muy pesado- de ser un macho, siempre pero siempre, he escapado -con éxito, presumo- de los más machos.  Parece una buena meta en la vida ¿no es cierto?:  Alejarse siempre de los machos.  Quién quita y puedo romantizar los escapes.

VI

Sepamos todos que hay varios tipos de machos, los primeros que yo conocí eran los violentos, apestaban a concentrados cigarros y añejadas cervezas.  Los segundos, los más uniformados, los más circunspectos, los mejor planchados.  Los hay terceros, disimulados, los más vomitivos, los que casi queremos pasar por no-machos.

Un artículo relacionado:  Carta a Bernabé.  Uno de los periodístas que sigo de cerca en el medio guatemalteco se dirige a Barrondo, medallista olímpico nacional.

Llevo media hora trabajando en un café con un espacio muy c00l, lo utilizan muchos trabajadores, independientes o no: La mayoría llegará con su laptop y audífonos, se aislarán del mundo, pedirán su café, serán productivos y desaparecerán luego de unas horas.

El peor de los casos lo estoy padeciendo ahora mismo. Dos jóvenes de mediana edad no dejan de mover la mesa. Gritan, se ríen, se mueven > me mueven. Son molestos.

Me gusta pensar que soy considerado cuando me toca estar del otro lado de la mesa.

Trabajadores independientes del mundo, por favor sean considerados si están del otro lado de la mesa.

Por cierto, quisiera hacer algo como esto: http://muralles.net/blog/2012/07/25/welcome-to-the-future-of-work/

No sé si existe en Guatemala, y Pena2 ya da una idea de cómo funciona el Campus Tec en la zona 4

(por suerte ya se van los de enfrente, me pongo a trabajar…)

El sábado recién pasado iniciaba la marcha del orgullo LGBT al medio día en la Municipalidad, terminó en el parque central. La lluvia no se detuvo durante todo el día y eso le agrega un nivel nuevo de dificultad para sacar las fotos que vas a buscar.

Es incómodo, cansado; estaba empapado desde la primera hora y me quedaba toda la tarde para caminar.

Pero encontré las fotos que buscaba así que valió la pena; algunas más en Guatemala Daily Photo

Quizá el gasto más grande que trae la foto diaria no es la cámara (es lo que podría pensar cualquiera): son los zapatos.

Ampliaré.

Con más de cien años de historia, el día de hoy la Huelga de Dolores no logra más que provocar pena ajena en la mayoría de casos.  Lo anterior para los más observadores.  Risas nerviosas y carcajadas para los más, diríamos, relajados.

Este año no tengo el más mínimo ánimo de ir a ver borrachos y caminar entre basura.  Probablemente sólo publique un facts about en el que ya trabajo.  También deseo publicar algo relacionado con la historia de Oliverio Castañeda, que ya sólo va dando para ver y hacer desfiles de nostalgia.

Como dicen los Volver:

no quiero oír quejas
quiero ver propuestas

Ya.

Tenía ratos de querer escuchar en directo a las Miss Lilith y hasta ahora tuve chance de hacerlo. Sólo llegué a tiempo para sacar el contraluz anterior. Me gustó más cuando se tiran a ¿metal? con sonidos más rápidos y pesados… bueno, bueno.

La Reina Está Muerta era otra banda formada en su mayoría por chavas con un mensaje bien chilero, no había escuchado algo así, lástima que ya murió.   Dejaron grabado algo que pueden bajar.

En válvula de escape encontré un link en la historia con SOS, medalla creo que se llamaba esa canción que inicia tambíen con la risa de el/la vocal, igual es otro rollo/género, ya sé, pero como dato curioso.

El buen Iván me compartía hace unos días un artículo sobre la calidad de la educación universitaria y el evidente conformismo que reina en los salones de clase. Resalta la insistente comparación con lo que ha sucedido en Chile. Entonces, llegó a mi mente la siguiente idea que he de compartir con ustedes ¡oh! distinguidos lectores:

Recuerdo en mis días universitarios (incompletos aún) que algunas cuatas tenían claro que uno-que-otroLic.” era un patán o huevón (algunos las dos cosas) pero seguían asignándose clases con ellos porque “era más paja”.

Así pues, no tengan pena, ya viene nuestro despertar. Como dijo el sacerdote Reginald Foster que parece tener criterio propio: Sólo tenés que vivir y morir con sus ideas estúpidas.

Y es que también va’ustedes, quién quiere ir a recibir clases con gente mediocre que apesta a cigarro como lo hacen las esquinas de la casa de estudios.

No esperen más positivismo cuando terminé de ponerme al día con 5to Poder y Plaza Pública.
Gracias.

Jacque Fresco decía en Zeitgeist algo como que somos tan primitivos que no se dirá más que lo anterior de nosotros como especie/época en los libros de historia.  Pero aquí estamos.  Entonces:

Ya estaba algo sacado de onda ese día por la noticia que encontraba a minutos de almorzar, tenía meses de no tomar la prensa y ¿me pueden culpar?  Pero el tema de la dieta de información es para otro post.

Luego de hacer la foto anterior, se escucharon una serie de balazos y el comportamiento/reacción de la gente, incluso el mío es la razón de este post.   No soy experto en seguridad pero he estado varias veces en estas situaciones y me permito desmenuzar el comportamiento del hombre cuando su vida está en riesgo.

Primero:  Luego de escuchar las balas, se puede tener una idea de dónde vienen, muchas veces equivocada si no hay contacto visual, pero en lo que nos enteramos…

En ese momento me encontraba en la sexta y novena calle, suponía que las balas venían desde la 7 Av. y algo así sucedía porque un par de personas corrían buscando la quinta avenida sobre toda la novena.  Es decir, corrían en línea recta buscando alejarse.

El par de personas que corrían dieron toda la impresión de estar involucradas, no lo hacían como para refugiarse, más bien escapando.  Un error si no tenés nada qué ver en todo eso, claro está.

Segundo:  Toda la gente se reunía en las banquetas a segundos de lo ocurrido, me pareció evidente que el 99% de ellos no sabía qué hacer y es que, claro… no lo enseñan, nadie lo dice.  De entrada, en la sexta está muy jodido con la cantidad de gente que llega ahora a caminar pero refugiarse en un negocio (algunos cierran puertas directamente) mientras estás en el suelo, parece ser la mejor idea.

Quedarse en la calle shuteando no es lo más inteligente.  Están en la línea de fuego, evíten las balas pedidas.

En GuatemalaDP publiqué una versión más romántica, indicando que la gente se mostraba preocupada y que su presencia se podía interpretar como indignación pero igual… al suelo maldita sea.  Sobre todo con los niños por la gran;  en pro de la inocencia.

De modo que en la sexta llega uno que otro extranjero sería ideal buscar un punto de referencia a medida que se alejan para regresar al mismo una vez la situación vuelva a la normalidad, nadie debería estar perdido en el sector a minutos de una balacera.

En Guatemala, por lo menos, no esperen a la policía o que ésta resuelva o se haga presente, nada de eso.  Ponerse a salvo sería su prioridad y no hay más responsables que ustedes mismos.

Por último: Hasta que no estás en una situación así no se te hace un nudo en la garganta y la conciencia total de la situación que se vive es real, ¡mierda! es verdad que hay gente que no encuentra valor en la vida.  La indiferencia y deshumanización es abrumadora.  En México tienen esta extraña pero útil capacidad de resumir momentos en una frase:  Te cae el veinte.

Como decía el buen hombre Chögyam Trungpa Rinpoche Ahora es definitivamente ahora refiriéndose a la realidad, a cómo interactuamos y respondemos ahora, en este momento, mientras lees éstas líneas.  Y ahora, pues me voy a la calle.

Vivos los quiero.

Una señora caminando aprisa a mi derecha se dirige a su hija de unos diez años con falsa y putrefacta autoridad:

– Apúrese, su papá tiene hambre.

Y así, el traslado de ideas.