Experimentos Sociales II

La primera parte de los experimentos sociales se publicó en otro lugar pero, el segundo de ellos tenía que ver con sonreir en la calle, a “extraños” y cuando lo hice, resultó ser una experiencia agradable. Un par de muchachas, señores y niños devolvieron la sonrisa en pasarelas y buses. No se trata de reír porque sí, sólo si hay una razón, queremos mantener la autenticidad.

Luego de eso tiene cierta gracia salir y ver a la cara a la gente, buscar el rostro, verlos a los ojos. Es fácil hacerlo con la gente que no conoces. Si algún grupo está tocando veo más a la gente que a la banda. Tomar 300 fotos y regresar con 3. Rudy me arruinó la cabeza. La poesía está en la calle, no se escribe en otro lado. ¿Me consta? Sí. ¿Lo he visto? También. Salga y búsquela. Ya.